Creemos haber sido escogidas como instrumentos en manos de la Santísima Virgen. Creemos haber sido escogidas justamente por ser pequeñas. J. Kentenich